Ultramaro

ULTRAMARO

Concepto

El planteamiento central, es una búsqueda para mi importante, buscar un espacio pictórico plano o ambiguo, sin perspectiva lineal, ni aérea, en el que insertar mis guras humanas, y mi universo surrealista, a la luz de Freud, y Jung principalmente.

El cubismo era un referente, por la ruptura con el espacio de la perspectiva renacentista, pero después de explorarlo, sentí que me limitaba tanto como el espacio pictórico clásico.

Espacio que deseaba crear, en el que todo fuera posible y reprodujese el espacio de los sueños, por ser estos los más claros exponentes del universo de los inconscientes, ya sea el personal Freudiano o colectivo de Jung.

Esa es la doble ruptura en mi pintura: una la del espacio y otra la de la iconografía y el relato. Ha conformado en mi obra un espacio singular y único en la historia del arte. A veces se asemeja sensorialmente a ciertas estructuras cubistas… se parecen porque en ambas se han roto ciertas convenciones visuales, de lectura plástica artística. Crean las cubistas y las mías un nuevo universo pictórico con ruptura de esos hábitos visuales. Hay en una obra abierta una o varias posibilidades de interpretación. Por medio de Instagram en: “Ultramaropainting”, he comprobado, al solicitar título para estos cuadros… que efectivamente parece que existe una conexión con el inconsciente, en lo que yo hago.

Yo cuando voy terminando un cuadro, me asaltan muy diversas interpretaciones, pero me he acostumbrado y habituado a desconectarme de ellas y hacer caso omiso. Me interesa más los comentarios y observaciones de los demás… eso si abre mi mente y me sumerge también en un intento de inteligir lo que para mí constituye un acto de otros, una expresión del inconsciente.

Así les aseguro que ha sido un laberíntico recorrido… y creo que he llegado a crear un universo pictórico rico de innovaciones y soluciones sin antecedentes. El sueño es un espacio que no se rige por ninguna lógica, no hay un relato lineal, ni temporal, ni espacial. Todo es posible y todo se trasforma en otras entidades, todo se mezcla. Todo puede conjugarse sin lógica aparente, desde luego, sin la de los relatos pictóricos… incluso de los más primitivos y simbólicos… como el románico con su perspectiva jerárquica… tiene unas directrices; pero los sueños… escapan a las convenciones. Las pinturas Rupestres y Altamira en particular son mis antecedentes más antiguos y admirados. En ellas el espacio es muy singular y único. Pero los límites impuestos por su necesidad de volúmenes en su espacio pictórico tampoco me eran fácilmente accesibles y también suponían unas limitaciones.

El inconsciente tiene una clara relación con los sueños, y es algo que está ampliamente aceptado. En mi obra… están condesados mis hallazgos y son el fruto de una lucha titánica realmente heroica. Estimo aporta una visión nueva a este intento del surrealismo de penetrar y plasmar ese universo de difícil acceso que nos constituye. He denominado a mi estilo: Surrealismo Pluridimensional Mediterráneo.

La necesidad de expresar esa ambigüedad espacial que posibilite el entrecruzamiento de relatos dispares y armoniosos, de estratos diferentes en el tiempo y en el espacio, ha sido y será mi objetivo esencial. Me ha sorprendido al ver muchos cuadros juntos, la gran diversidad que tienen dentro de ciertos parámetros estilísticos. Y la razón es que son obra viva… un acto chamánico, espiritual y místico, que es singular cada día. La meditación y la música de mi hijo Iker Jiménez, el periodista, ha sido esencial, para obtener un estado de conciencia singular para pintar.

Pedro Ramón Jiménez (Ultramaro)

Pintor y galerista, Galería Theotokopoulos del Gótico y el Renacimiento.